Sony A90J OLED Review: el mejor televisor 4k del 2021?

Sony A90J OLED Review

Sony A90J OLED Review. Al comprar una pantalla gama alta hay que ser meticulosos en cada apartado, al parecer eso han pensado los de Sony, que crearon un televisor prácticamente perfecto al no contar con puntos débiles en la experiencia, pues perfecciona aún más lo que es un panel OLED, llevándolo a otro nivel y peleando desde ya el puesto de mejor televisor de este año, así que, si lo quieres conocer a fondo, con información del sitio web experto Rtings.com, te invito a mirar el video o leer la review del Sony A90 OLED.

CÓMPRALO AQUÍ

Este Sony A90J OLED  es un televisor que puedes conseguir en 55, 65 y 83 pulgadas con un diseño premium prácticamente sin bordes con solamente medio centímetro, mucho minimalismo y una extrema delgadez al contar con un grosor de 4 centímetros. A eso hay que sumarle que en cuanto a construcción y acabados se ve y se siente realmente excelente, con un panel totalmente recto, sin inclinación vertical y con un sistema con dos patas laterales y dos posiciones, por lo que es posible mantener las patas apoyadas en un mueble para poner una barra de sonido debajo, por ejemplo.

Respecto a las entradas, viene con dos puertos HDMI 2.1, otros dos 2.0, tres USB, un ethernet, un jack de 3.5mm, salida de audio óptico digital, antena, una entrada de vídeo compuesto y otro receptor para auriculares.

En cuanto al mando, este es algo grande pero cómodo y ligero, ofrece un acabado en aluminio cepillado que transmite grandes sensaciones, dispone de un pad central, teclado numérico y un botón para control por voz, así como accesos directos a las plataformas de streaming más utilizadas. Además, cuenta con un acelerómetro para activar la nueva retroiluminación de teclas, con el fin de facilitar su uso en la oscuridad.



Y antes de meternos de lleno en el rendimiento de este panel en los distintos apartados, hay que destacar varias características interesantes que incorpora. Decir primero que viene con HDR10, HLG, Dolby Vision y lo más llamativo, estamos ante el primer televisor con un procesador cognitivo, el cual implementa algoritmos con inteligencia artificial en apartados como la imagen, contraste, color, escalado, movimiento y hasta el sonido. En pocas palabras, este televisor está configurado para analizar cada detalle e interpretar cómo lo enfoca el ojo humano para intentar adaptarlo de la forma más realista posible.

Te puede interesar: Review SAMSUNG AU8000 2021: con la esencia del TU8000 y algunas novedades atractivas

Sobre el procesado, tenemos el MediaTek que ves en pantalla con 3GB de RAM y 16gb de almacenamiento, todo con la presencia de un muy fluido sistema Google TV, de lo cual hablaremos más adelante.

Y ya entrando en lo que nos interesa, la calidad de la pantalla, disponemos de un panel que ofrece resultados impresionantes al nada más encenderlo. Esto, gracias a sus píxeles independientes, que producen negros perfectos y una relación de contraste casi infinita, sin ningún halo de luz alrededor de objetivos brillantes y con una gran uniformidad de color. Es así como estamos ante el televisor rey en apartados como relación de contraste, calibración de color y atenuación local, te quedas anonadado al ver todos los detalles que puede ofrecer.

En general son muchos los pros y prácticamente ninguna las contras de este televisor, ya que usualmente en estos paneles OLED el brillo en HDR y SDR no es el mejor, pero en este caso la cosa es diferente, es muy decente y si bien, no es algo en lo que destaque demasiado, lo hace muy bien. En concreto, el brillo en HDR, con un máximo de 1000 nits, está más que perfecto para resaltar la luz en juegos o escenas, mientras que en SDR el máximo es de 480 nits. En general los niveles no son equiparables a los de un televisor LED con gran brillo, pero la diferencia ya no es tan notoria como con otros paneles OLED y por ende se puede disfrutar de un contenido brillante y realista en cualquier entorno.

Ahora hay que hablar de los ángulos de visión, en este caso puntual tenemos una pantalla perfecta para ver televisión en grupo en una sala abierta, ya que sus ángulos son lo suficientemente anchos para que no veamos nada borroso, y si a eso le sumamos su buen brillo y que cuenta con un gran manejo de reflejos para combatir el deslumbramiento, podemos concluir que hay un perfecto equilibrio para ver contenido tanto de día como de noche.

Pasando a los colores y la calibración, prácticamente viene perfecto de fabrica, un usuario promedio no tendrá que tocar nada, pues los colores y el balance de blancos son asombrosos, con pocas imprecisiones. La temperatura de color y los degradados también están en el punto perfecto  y la gama de colores es muy amplia con una cobertura de casi el 100%. En general las sensaciones son excelentes en este apartado, en todo caso, siempre será posible configurar todo como nos guste con los diferentes modos de imagen y demás.



Y seguramente en estos momentos te estés preguntando por el famoso efecto fantasma o retención temporal de imágenes de este televisor al ser OLED, sobre esto, debo comentarte que en las pruebas hay un poco de retención de imagen temporal si reproducimos contenido de alto contraste durante 10 minutos, pero nada para preocuparse, ya que desaparece inmediatamente. Pero ojo, hay que hablar también del famoso quemado, y toca tener precauciones, pues como todo OLED, no está exento de esto. En ese caso, las recomendaciones son puntuales, no ver contenidos con elementos estáticos de manera prolongada y no utilizar el televisor como monitor de PC. En cambio, lo correcto sería ver contenido variado como películas, series o simplemente jugar videojuegos, si ese es el uso que le vas a dar, no hay problema.

Pasando al apartado gaming, jugar con este televisor es la mejor experiencia del mundo con consolas de nueva generación, puesto que viene con todos los juguetes. 120hz de tasa de refresco nativa, tiempo de respuesta de tan solo 3ms, no tiene destellos, el imput lag es de 8,5ms y tiene soporte de frecuencia de actualización variable y modo automático de baja latencia. Poco hay que añadir en este apartado, la experiencia es fantástica y nada le queda pequeño.

Ya sobre la calidad de sonido, el audio es tan cautivador como su imagen. Viene con un sistema llamado Acoustic Surface AudioPlus, donde el sonido se emite directamente desde la pantalla y la potencia es de 60W, ofreciendo un sonido realista y fino. Sumado a eso, tenemos un sonido ‘Surround 3D’ que emite las ondas desde los laterales y en vertical para crear un efecto envolvente. También viene con ecualizador y una calibración acústica automática que escucha nuestro entorno para adaptarse al sonido ambiente a través de los sensores del televisor y los del mando.

Finalmente, en cuanto a la interfaz, ya no es Android TV, sino Google TV, en esencia es lo mismo, pero más pulido y fluido, ahora todo es más rápido, sin ningún tipo de lag ni problemas. Es así como podemos concluir que, por su estabilidad, recomendación de contenidos, buena sincronización con el móvil y acceso a un gran número de aplicaciones, este es el sistema perfecto para este televisor, no tiene peros.

Comparte este artículo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *